Artículo censurado de LUCÍA ETXEBARRIA

“La Infanta Cristina recibía de Aizoon cada semana entre 600 y 700 euros por unos servicios que no se han llegado a detallar.

La hija del Rey cobraba de la inmobiliaria por la presentación de facturas como si fuera un proveedor más. La Infanta, según el sumario, ganó en tres años a través de esta empresa no menos de 510.000 euros. La Infanta tenía que saber que Aizoon no había alquilado ni vendido un piso en su vida.

Aparte, la Infanta Cristina recibía 72.000 euros del Rey y cobró 250.000 de La Caixa en 2004. La infanta Cristina es directora del Área Social de la Fundación La Caixa, entidad para la que se supone que trabaja, aunque viva en Guachintón y no acuda a oficina ninguna.

Según afirman la Fiscalía , el abogado y su marido, la infanta Cristina sufre cierta disminución psíquica, o quizá es analfabeta.

Porque una mujer que firmaba cuentas anuales y presentaba cada semana facturas de 600 euros firmadas por ella misma a una sociedad inmobiliaria que en la vida alquiló o vendió un piso, y no se dio cuenta de que era una tapadera fiscal, no está, evidentemente, en pleno uso de sus capacidades. O quizá no sabe leer.

Si la infanta Cristina es disminuida psíquica o analfabeta -como afirman su marido, el abogado de su marido y la Fiscalía Anticorrupción- que alguien me explique a santo de qué es Directora del Área Social de la Caixa y por qué cobra 250.000 euros anuales por un trabajo que, está claro, no está en condiciones de realizar.

Según su abogado, y según su propia declaración, el cociente intelectual de Iñaki Urdangarín debe rondar los 70 puntos dado que firmaba papeles que le incriminaban pero él no tenía ni idea de lo que firmaba. Y además, tiene un problema cognitivo muy serio porque no recuerda prácticamente nada de lo que hizo hace dos años.

Por cierto, Iñaki es sordo, o eso alegó cuando se libró de la mili. Si Iñaki Urdangarín es bobo y no tiene siquiera acabada la carrera de empresariales, aparte de tener un serio problema cognitivo, que alguien me explique por qué trabaja en Telefónica con un sueldo de 1,4 millones de euros anuales y por qué Telefónica le paga su mansión en Guachintón, los colegios de los niños y los viajes a España. O sea, en total, dos millones de euros anuales.

Si Iñaki Urdangarín es más corto que el pelo de Sinéad O’Connor, como según él mismo se presenta, y tiene un serio problema cognitivo de ubicación en el espacio-tiempo, no me explico por qué se le pudieron conceder 17 MILLONES DE EUROS del erario público por la cara sin necesidad de que se presentara a concurso público alguno.

Y en fin, si respecto a Iñaki Urdangarín ha reconocido el propio Rey que le pidió a César Alierta en su momento que alejara a su yerno de España y del escándalo que se avecinaba, es evidente que tanto el Rey como el Presidente de Telefónica son culpables de haber encubierto un delito.

El argumento de “nos sale más barato tener Familia Real que un presidente de la República ” no se sostiene, dado que el mantenimiento de la tal Familia nos sale a todos los españoles por un pico:

Los Presupuestos detallan un gasto de 25 millones, pero mantienen en secreto las partidas que pagan los ministerios de Hacienda, Interior y Defensa. A ello hay que sumar 34 millones para conservación de palacios y jardines (Por cierto: se consumieron en el ejercicio 2010-2011 unos 8,5 millones de kilovatios de electricidad y unos 27 millones de euros de gas, así como 0,2 millones de litros de agua. Se recibieron unas 700.000 llamadas telefónicas y se ingresaron hasta 1,8 millones de euros por la venta de un helicóptero que estaba en leasing. Se gastaron unos 120.000 euros en limpiar candelabros, otros 16.800 en instalar un sistema para proteger las botellas de vino de las bodegas de palacio y otros 550.000 en una sala privada de cine. Para que os hagáis una idea).

Pero incluso si se sostuviera ese argumento de que ” la Monarquía nos sale muy barata” (que no se sostiene por parte alguna) díganme ustedes si es moral que tengamos que mantener los dispendios de unos señores entre todos solo porque nacieron en una familia y no en otra.

– Cuando tenemos un Rey que por lo visto encubre delitos y cuya fortuna de 1.790 millones de euros nos resulta cuanto menos sospechosa, dado que siempre nos han contado que la Familia Real española carecía de recursos económicos propios; que durante el exilio sobrevivieron gracias a la ayuda de las familias monárquicas; y que, tras la coronación de Juan Carlos I, los Borbones se mantenían con fondos del erario público y eran un ejemplo de austeridad en comparación con otras casas reales.

– Cuando su esposa, la Reina Sofía , no tuvo reparos en confesar a Pilar Urbano (numeraria del Opus Dei), para que lo publicara en el libro La Reina muy de cerca, que está en contra del matrimonio entre homosexuales, el aborto y la eutanasia, pero a favor de la impartición de clases de religión en las escuelas, es decir que está en contra de la mitad de los ciudadanos españoles, los cuales, naturalmente, están en su derecho de no reconocerla como “su” Reina.

– Cuando la hija mayor, Elena, cae mal a todo el mundo, es famosa por su mala leche y no nos representa en ninguna parte.

– Cuando su hija menor, Cristina, según nos cuenta su propio marido, el abogado y la Fiscalía Anticorrupción , ronda el cociente intelectual de una niña de dos años, dado que ni siquiera es capaz de leer lo que firma, y se ha casado con un señor que se reconoce a sí mismo también como un débil mental, a quien le engañan con un dos de pipas.

– Cuando su hijo, el Príncipe, ni cae ni bien ni mal sino todo lo contrario, pero fama de listo no tiene precisamente.

– Cuando resulta que la única que cae bien de la Familia (pero que no lleva sangre de la Familia ) parece que lleva tiempo enferma, pero nadie nos lo quiere confirmar.

– Y cuando nos han dejado claro que, por ser quienes son, les colocan en puestos para los que no están ni de lejos capacitados, y les regalan dinero del erario público en cantidades bochornosas sin que tengan que pasar por concurso público ninguno. ( La Infanta Elena cobra 200.000 euros anuales por “integrar laboralmente a personas discapacitadas y niños con problemas de exclusión”. ¿No habrá personas con más formación y con salarios más económicos para este empleo? ¿Qué sabrá la infanta de integrar laboralmente a personas discapacitadas que no sean miembros de la realeza?).

O sea, que les tenemos que mantener porque tienen unas niñas muy monas que quedan muy bien en las fotos. Y no porque nos salgan más baratos que una República, porque resulta que nos salen carísimos. Pues resulta que yo tengo una niña preciosa y fotogénica y mis impuestos al día. Dado lo cual, me postulo para Reina, Princesa o Infanta ya mismo.

Y todavía no he acabado la diatriba, que conste. Lista de las facturas personales que constan en el sumario del caso Nóos. En esto se gasta la infanta los impuestos de los españoles:

– Gastos de los móviles de la familia: 16.000 euros en cinco años (¿llamaban a Pekín cada tarde o qué?).
– Alquileres de coches: 48.000 euros.
– Catering de comida japonesa para una fiesta: 5.000 euros.
– Acondicionamiento de la bodega del palacete de Pedralbes: 30.000 euros. Compras de partidas de vino de Baigorri (6.500).
– Más de 6.000 euros por estancias en hoteles de Roma, África y Estados Unidos.
– 2.114 euros de vuelos entre Minneapolis y Baltimore.
– Una vajilla de 1.741 euros y compras personales de la propia Cristina de Borbón.

…Y no sigo con toda la lista porque el sumario tiene 4.000 folios. Todo esto, claro, pagado con dinero público, y no precisamente el dinero que España paga al Rey “para el mantenimiento de su casa y su familia”.”

Anuncios

Y ahí voy yo

Harta (como ya sabréis los que vais leyendo este blog que sois más bien pocos) de dar vueltas por el mercado laboral, decidí ahorra y comprarme un equipo audiovisual profesional. Escancié sidra durante año y medio para conseguir el dinero suficiente. Y lo conseguí. Después todo ha venido más o menos rodado. Me compré una cámara panasonic HD profesional. Actualicé mi mac y mi final cut pro HD, me compré una antorchita y me lancé a la calle. Ahora me saco 4 perras dando un taller de foto y vídeo para niños. Tres perras haciendo imagen corporativa, diseños para tarjetas de bodas, flyers, panfletos, etc… Dos perras haciendo bodas y comuniones y una perra chica (que todavía no me han pagao) haciendo páginas web.
Como sé que no confiáis en mi no os diré que se me da bien, pero tampoco se me da mal. y soy bastante asequible y muy responsable en los plazos de tiempo y en la calidad del acabado… Así que, por si acaso os interesa, esta soy yo allí en el facebook.
http://www.facebook.com/LaCalleTras

Esto opina Pérez-Reverte

Pérez-Reverte revoluciona las redes sociales en su “A ver si lo he entendido, presidente” y los bárbaros de Cavafis

“PARA ESTO, QUE NOS INVADAN LOS BÁRBAROS DE UNA PUTA VEZ. QUE TODO SE VAYA AL CARAJO Y EL SENTIDO COMÚN RECONOZCA A LOS SUYOS. SI QUEDAN”, CIERRA EL ESCRITOR

El escritor Arturo Pérez-Reverte 
El escritor Arturo Pérez-Reverte

A ver si lo he entendido, señor presidente… Hasta por morirme debo pagar un 21 %… A ver si lo entiendo. Insisto.
Alemania tiene 80 millones de fulanos y 150.000 políticos. España, 47 millones y 445.000 políticos. Sin contar asesores, cómplices y colegas. O en Alemania faltan políticos, o aquí sobran. Si en Alemania faltan, apenas tengo nada que decir. Si en España sobran, tengo algunas preguntas. Señor presidente.
¿Para qué sirven 390 senadores (con la brillantez media y la eficacia política media de un Iñaki Anasagasti, por ejemplo)? Subpregunta: si un concejal de Villacantos del Botijo, por ejemplo, necesita contratar a 15 asesores… ¿Para qué puñetas sirve ese concejal, aparte de para dar de comer a numerosos compadres y parientes?
¿Para qué sirven 1.206 parlamentarios autonómicos y 1.031 diputados provinciales? ¿Sabe usted lo que cobra toda esa gente? ¿Y lo que come? Ese tinglado regional, repartido en diecisiete chiringuitos distintos, duplicados, nos cuesta al año 90.000 millones de euros. Con ahorrar sólo la mitad… Eche usted cuentas, señor presidente. Que yo soy de Letras.
En vista de eso, ¿cómo es posible que el Gobierno de este putiferio de sangüijuelas y sangüijuelos se la endiñe a las familias y no a ellos? Que en vez de sangrar a esa chusma, se le endiñe a la Dependencia, a la Sanidad, a la Educación, a la Cultura, al pequeño comercio? ¿A la gente que de verdad lucha y trabaja, en vez de a esa casta golfa, desvergonzada y manifiestamente incompetente?
A ese negocio autonómico absurdo e insostenible, del que tanta gentuza lleva viviendo holgadamente desde hace más de treinta años. 17 parlamentos, 17 defensores del pueblo, embajadas propias, empresas, instituciones. Negocios casi privados (o sin casi) con dinero público. El único consuelo es que a esa pandilla depredadora la hemos ido votando nosotros. No somos inocentes. Son proyección y criaturas nuestras.
Treinta años engordándolos con nuestra imbecilidad y abulia política. Cuando no con complicidad ciudadana directa: Valencia, Andalucía… Con unos tribunales de Justicia cuando no politizados o venales, a menudo lentos y abúlicos. El golfo, impune. Y el ciudadano, indefenso. Esos políticos de todo signo (hasta sindicalistas, rediós) puestos en cajas de ahorros para favorecer a partidos y amiguetes. Impunes, todos.
Me creeré a un presidente de Gobierno, sea del color que sea, cuando confiese públicamente que este Estado-disparate es insostenible. Cuando alguien diga, señor presidente, mirándonos a los ojos, “voy a luchar por un gran pacto de Estado con la oposición”; “me voy a cargar esta barbaridad, racionalizándola, reduciéndola, controlándola, adecuándola a lo real y necesario”; “voy a desmontarles el negocio a todos los que pueda. Y a los que no pueda, a limitárselo al máximo. A lo imprescindible”; “aquí hay dos autonomías históricas que tendrán algo más de cuartelillo, dentro de un orden. Y el resto, a mamarla a Parla”.
“Y el que quiera entrar en política para servir al pueblo, que se lo pague de su bolsillo”.
Pero dudo que haga eso, señor presidente. Es tan prisionero de su propia chusma político-autonómica como el PSOE lo es de la suya. Ese toque de jacobinismo es ya imposible. Tiene gracia. No paran de hablar de soberanía respecto a Europa quienes son incapaces de ejercerla en su propio país. Sobre sus políticos. Dicho en corto, señor presidente: no hay cojones. Seguirán pagándolo los mismos, cada vez más, y seguirán disfrutándolo los de siempre. El negocio autonómico beneficia a demasiada gente.
Usted, señor presidente, como la oposición si gobernara, como cualquiera que lo haga en España, seguirá yendo a lo fácil. A cargar a una población triturada, con cinco millones de parados, lo que no se atreven a cargar sobre sus desvergonzados socios y compadres. Seguirá haciéndonos aun más pobres, menos sanos, menos educados. Hasta el ocio para olvidarlo y la cultura para soportarlo serán imposibles.
Así que cuando lo pienso, a veces se me va la olla y me veo deseando una intervención exterior. Que le vayan a frau Merkel con derechos históricos, defensores del pueblo, inmersiones lingüísticas, embajadas y golferías autonómicas. De tanto reírse, le dará un ataque de hipo. De hippen, o como se diga allí.
Lo escribía el poeta Cavafis en Esperando a los bárbaros. Quizá los bárbaros traigan una solución, después de todo. Para esto, que nos invadan los bárbaros de una puta vez. Que todo se vaya al carajo y el Sentido Común reconozca a los suyos. Si quedan.
Recristo
. Qué a gusto me he quedado esta tarde, señor presidente. Lola acaba de abrir el bar. Esta noche me emborracho. Como Gardel en el tango.. Fiera venganza la del tiempo. Parece un título de Lope de Vega. Un tango adecuado para este pasaje”.

Hala Nieves, pa que despotriques a gusto…

Canción de Alexandre Pirés (o como coño se escriba) que le gusta muchíiiiiiisimo a Nieves.
😀

"Hoy hago el amor con otra persona
pero el corazon por siempre tuyo es
Mi cuerpo se da y el alma perdona
Tanta soledad va hacerme enloquecer

Contare que es amor
Jurare que es pasion
y dire lo que siento con todo cariño
y en ti pensare dejare el corazon
sere todo emocion…

La verdad es que miento
que vivo pensando si te olvidare
Cuando al fin acabo la ilusion que invente
y se va la emocion yo quisiera tambien ver el tiempo correr
Ya no se quien me amo
Que habre dicho? Nose
y es entonces que entiendo se mide el amor
Cuando acaba el placer

Coro:
Sigues dentro de mi pecho y vives recordando
Cuando pienso en ti yo pienso que te estoy amando
y cuando llega el deseo es tu nombre el que llamo
Puede que no seas tu pero es a ti a quien amo

Contare que es amor
jurare que es pasion
y dire lo que siento con todo cariño
y en ti pensare dejare el corazon
sere todo emocion…

La verdad es que miento que vivo pensando si te olvidare
Cuando al fin acabo la ilusion que invente
y se va la emocion yo quisiera tambien ver el tiempo correr
Ya no se quien me amo
Que habre dicho? Nose
y es entonces que entiendo se mide el amor
Cuando acaba el placer"

Promesa

A veces cumplir una promesa se hace muy difícil. Pero bueno. Como lo prometido es deuda y yo soy una mujer de palabra… cumpliré mi promesa cueste lo que cueste. O, por lo menos, lo intentaré con todas mis fuerzas.
P.D. Por favor, pido que no me lo hagan tan difícil.
😉

Vosotros lo habéis querido

Escribe, escribe, escribe que tienes el espacio abandonao. Ya os dije que aquí escribo lo que me sale en el momento en que me sale. Tanto pedir tiene sus consecuencias. No sé de qué escribir. Así que escribiré sobre un tema que ha salido esta mañana en el curro.
El amor.
Tranquila Nieves que no voy a meterme contingo.
Voy a hablar de mí. De por qué nunca nadie me ha importado lo suficiente como para significar un punto de inflexión en mi vida. Es mentira. Es una mentira como una casa que, a fuerza de repetirmela como si fuese un mantra, ha acabado por convertirse en realidad. A mis 27 años contabilizo un total de 2 personas que han hecho que, en su momento, me replántease mi vida.  Y no estaba dispuesta a hacerlo. Tampoco ahora lo estoy. Ese es mi problema. Me lanzo de cabeza a cualquier cosa y en cualquier momento mientras no sea algo duradero. En el momento en que veo que la cosa se pone seria y que tengo que cambiar (mi forma de vida, mi percepción del mundo, lo que sea…) me espanto y me autoconvenzo a mí misma de que no merece la pena, de que no le gusto tanto a él como para apostar por esa historia, etc. Una vez decidido esto me hago a la idea de que no me importa, de que estoy mejor así y de que mi corazón es tan frágil que no puedo permitir que nadie tenga acceso porque puede romperse.  Y hay veces en que bajo la guardia y entonces me vengo abajo. Pasa pocas veces pero pasa. Y en esos momentos me aislo porque no quiero que nadie me pille con la guardia baja. Me aislo y recuerdo, y con ese recuerdo construyo una nueva coraza que hace que compare a todos los que vengan detrás con el último al que le dejé entrever mis verdaderos sentimientos. Y como lo he idealizado para autodefenderme de un ataque que nunca sucedió, todos salen perdiendo y yo sigo diciendo que nunca nadie me ha importado tanto como para amarle, cuando sé que eso es mentira.

La mierda

Es hora ya de que digamos que estamos hartos de la política. Es hora ya de que les hagamos saber que ya les hemos pillao hace tiempo y que sabemos que son todos la misma mierda. Ya hace años que no hay ni izquierda ni derecha ni conservadores ni liberales. Lo único que pretenden es estafarnos, unos con buenas palabras otros a cara descubierta. El gobierno anda como una pita sin cabeza danod vueltes atorao, sin saber qué coño hacer. Y la oposición se dedica a criticar todo lo que hace el gobierno pero sin proponer soluciones. Visto el panorama lo mejor será que nos resignemos y que en las próximas elecciones votemos al partido antitaurino, o los verdes o quien sea con tal de que no sea a ellos. Pa que se lo tengan menos creído. Y los expresidentes… los expresidentes… no quiero hablar de los expresidentes porque me enervo demasiado.