Vosotros lo habéis querido

Escribe, escribe, escribe que tienes el espacio abandonao. Ya os dije que aquí escribo lo que me sale en el momento en que me sale. Tanto pedir tiene sus consecuencias. No sé de qué escribir. Así que escribiré sobre un tema que ha salido esta mañana en el curro.
El amor.
Tranquila Nieves que no voy a meterme contingo.
Voy a hablar de mí. De por qué nunca nadie me ha importado lo suficiente como para significar un punto de inflexión en mi vida. Es mentira. Es una mentira como una casa que, a fuerza de repetirmela como si fuese un mantra, ha acabado por convertirse en realidad. A mis 27 años contabilizo un total de 2 personas que han hecho que, en su momento, me replántease mi vida.  Y no estaba dispuesta a hacerlo. Tampoco ahora lo estoy. Ese es mi problema. Me lanzo de cabeza a cualquier cosa y en cualquier momento mientras no sea algo duradero. En el momento en que veo que la cosa se pone seria y que tengo que cambiar (mi forma de vida, mi percepción del mundo, lo que sea…) me espanto y me autoconvenzo a mí misma de que no merece la pena, de que no le gusto tanto a él como para apostar por esa historia, etc. Una vez decidido esto me hago a la idea de que no me importa, de que estoy mejor así y de que mi corazón es tan frágil que no puedo permitir que nadie tenga acceso porque puede romperse.  Y hay veces en que bajo la guardia y entonces me vengo abajo. Pasa pocas veces pero pasa. Y en esos momentos me aislo porque no quiero que nadie me pille con la guardia baja. Me aislo y recuerdo, y con ese recuerdo construyo una nueva coraza que hace que compare a todos los que vengan detrás con el último al que le dejé entrever mis verdaderos sentimientos. Y como lo he idealizado para autodefenderme de un ataque que nunca sucedió, todos salen perdiendo y yo sigo diciendo que nunca nadie me ha importado tanto como para amarle, cuando sé que eso es mentira.
Anuncios

2 Respuestas a “Vosotros lo habéis querido

  1. A mí me asombra tanta facilidad para meterse conmigo cuando yo estaba tranquilamente en mi sitio sin llamar la atención sobre mí >.< Y ese truco SUCÍSIMO del "mirad, mirad, Nieves se está poniendo roja" que inevitablemente hace que Nieves se ponga roja aunque se esté hablando de la compra y que mis compañeros de colegio utilizaban sin ninguna decencia. Y sin embargo Rebeca abre su corazón y sale impune, si es que no hay con quién tratar v.v xD(Y por cierto, Rebequina, a ti lo que te hace falta es que no te den esa opción de encerrarte tan fácilmente, o que sepan no asustarte de la que se acercan. Tanta coraza ye tontería, que con cota de mallas debajo siempre queda peor la ropa :B)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s