El desgraciado

Os voy a contar una historia.
Érase una vez un sabio pobre que vivía en una cabaña. Todos los días recorría el bosque buscando hierbas que le sirvieran, además de para sus experimentos, para alimentarse. Un día, en el que se sentía especialmente degraciado, iba recogiendo hierbas mientras exclamaba: "¿Habrá alguien más triste y desgraciado que yo?". En ese momento se giró y vió que otro sabio recogía las hierbas que él tiró.