El casting

Bueno, bueno, bueno. El martes fui al casting. Mis colegas me decían peínate bien, maquíllate, vete bien vestida… me aburrieron la vida. Yo trabajo así que… pero bueno, les hice un pelín de casu. Llevé el coche a currar, salí a las cuatro menos cinco, fui a Laviana, comí, me duché, me puse unos vaqueros (qué si no), una camiseta, me subí al coche y pa Xixón. El casting era a a las seis, yo llegué a menos un minutu. Pero llegué. Entro por la puerta del esdificio y digoi al guardia de seguridad: "Vengo al casting". Sonome tan estúpido que no pude evitar una risa sardónica. Me pregunta el nombre, se lo digo y me señala ¡la mesa de al lao!. Había una tía y un tío, vuelven a pregúntame el nombre, pidénme el DNI, peguénme una pegata con un número (el 497) justo encima del pezón de la teta izquierda y saquénme una foto con una webcam. Y entos pregúntenme a qué me dedico. Respondo: "soy guionista". Miradas entre ellos, sonrisas… el hombre se levanta y me dice que le acompañe. Al subir unas escaleras me va diciendo que no me ponga nerviosa, que está chupado, y que esté tranquila porque siendo guionista no voy a tener problemas y me guiña un ojo. Y yo pensando: ¡Joder! ¿qué tendrá que ver ser guionista con hacer un casting pa presentadora?. Digoi que no toy nerviosa porque ya tuve alguna vez delante de les camares y que verguenza nunca tuve y no iba a tener entonces. El tío se ríe y me lleva a una sala onde había más gente esperando pal casting. Yo era la última, como siempre. Y como siempre los últimos serán los primeros. Me vienen a buscar, me llevan a una sala que hacía de plató improvisado. El chaval (sería de mi edad) que se ocupaba de la cámara me da un micro de corbata pa que me lo meta por la camiseta, llega una chica, se sienta tras un monitor y me dice:
-"Hola Rebeca"
-"Hola"
-"Me han dicho que eres guionista"
-"Sí, ahora sí"
-"¿Cómo ahora?"
-"Nada, que estudié cine pero trabajé en lo que pude y ahora llevo un añu en una empresa, aunque de seguío llevo desde junio"
-"Eso está muy bien, espera un momento que voy a traer a un compañero de Terapia para que haga la prueba contigo".
Y se va. Me quedo con el chaval que me señala las marcas del suelo, cuando me coloqué encima y estaba ensayando mi mirada arrebatadora para enseñársela a la cámara, vuelve la chica con un tío.
-"Bueno Rebeca, este chico es el coordinador de guiones de Terapia  y quiere hablar contigo"
Digo que vale. El tío me dice:
-"Coge tus cosas y ven conmigo por favor."
Le sigo. Me pregunta donde estudié, qué he estado haciendo, por qué me presenté al casting… pa pa pa. Y al final me dice:
-"¿Conoces "Terapia de grupo"?
-"Sí"
-"Vale, ¿quieres trabajar en "Terapia de grupo"?
-"Sí, en principio sí"
Y entonces me suelta quie tengo que escribir un espisodio de "El chigre", un monólogo de humor sobre política asturiana y un sketch libre. Pal viernes 28. Me dice que no me preocupe de formatos ni historias. Que es pa ver el talento y la capacidad que tengo. Me da su mail y su móvil. Cuando nos despedimos me da un abrazo y dos besos, y me dice: "Venga a ver si vuelves pronto y que tengas mucha mucha mucha suerte, de verdad"
Yo di las gracias y el me dijo que las gracias me las tenía que dar él a mí. Salió a la puerta y me despidió. Eran las seis y veinte más o menos. Sale corriendo y me pregunta si todavía quiero hacer el casting, le respondo que no, me sonríe y me dice: "Mejor, venga, nos vemos". Me largué de allí contenta pero con una espina. Si necesitan un guionista (y po cómo me trataron todos es evidente que algo pasa) ¿Por qué no miran los currículums que les envía la gente? Porque yo misma les envié algo así como trescientos… me resulta sorprendente e irritante que tengan que tentar a la suerte y esperar a ver si aparece alguien caído del cielo. Aunque esta vez pasó y qué suerte que ese alguien fuera yo.
P.D. Lo más probable es que los currículums estén abandonaos por ahí y nadie se acuerde de ellos, o en la basura.
P.D.2. Si paso la prueba (de momento ni he escrito nada ni tengo una idea clara sobre qué escribir) deberé valorar lo que me ofrecen porque aquí yo estoy de puta madre. Aunque lo de Zebrastur me tira, es ficción y es la tele, cámaras, control de realización, focos, micros, actores… me tira mucho. Ya veremos dijo el ciego y nunca vió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s