Tú, yo y, ahora, Dupree

En dos palabras: UNA MIERDA. No sé qué decir a favor de ella, porque no me gustó nada de nada. La Kate Hudson está buscando a Kurt Russell particular para tener una vida indéntica a la de su madre (por lo de pelis chorras, absurdas y con menos gracia que la pantera rosa cagando, ya lo ha conseguido). Qué vida. Y lo peor de todo es que Matt Dillon vaya por ahí presumiendo de actor serio. Por Dios. Que me arranquen los ojos si vuelvo a ver una peli como esta
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s