Aburrimiento

Qué cosa tan puta el aburrimientu.
Pero gracies a él gané una apuesta hace 20 segundos.
Rubén, el compañero de trabajo que se sienta a mi izquierda, me apostó que no era capaz de partir un lápiz “Staedtler 2HB” de unos 8 cm de longitud con una sola mano. Me lo apostó porque aún no me conoce lo suficiente, si no jamás lo habría hecho.
Hice dos intentonas y lo dejé.
El lápiz era mucho más duro de lo que parecía y toda la oficina se partía el culo con mi fracaso.
Otros dos compañeros (hombretones de 100 kg) lo intentaron y no fueron capaces.
Estaba visto que no es que yo fuera una inútil, es que es complicado partirlo con una sola mano y sin hacer apoyo en ningún sitio.
Rubén no me dejaba en paz. Que si era una blandengue, que si no comía chorizu, que patatín, que patatán…
Entonces me mosqueé.
Los que me conozcáis ya sabréis que fruncí los labios y las cejas y resoplé.
Agarré el lápiz, lo monté sobre los tres dedos centrales de mi mano derecha e hice presión con el pulgar usando de punto de apoyo el meñique.
Empecé a enrojecer, mis compañeros se reían y el lápiz no se partía.
Inspiré profundamente, hice un último esfuerzo y… ¡¡¡CRACK!!! se partió en dos.
Sin decir nada he puesto las dos mitades del lápiz en un adorno con cristales de colores que hay encima de una mesa para que todo el mundo que entre en la oficina recuerde mi hazaña.
Todos se callaron la puta boca.
¡Qué sería de la vida sin estas pequeñas hazañas que nos hacen sentirnos tan grandes!
Anuncios

Una respuesta a “Aburrimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s