“REC”

Hoy he visto “REC”. Multipremiada y requetepublicitada.
¿Mi crítica?.
Más de lo mismo pero rodada cámara en mano (y con el cámara de personaje principal) y con una prota gritona, fea, estúpida, pija, obsesiva y tan molesta que quieres que se muera antes de que aparezca “el bicho”, pero no.
¡POR DIOS!.
¿De verdad no hay nadie en este país (salvo honrosas excepciones que ya no las hacen) que sepa hacer pelis de terror que no caigan en lugares comunes tres veces por plano?. ¿No hay nadie capaz de evitar el grito que sobra?, ¿la sangre que estorba?, ¿el plano que aburre?, ¿la niña repelente que todo el mundo sabe que tiene algo malo menos los de la peli?, ¿el secundario buen tío que palma cuando le coges cariño?, ¿el héroe anónimo (o no tanto) que te jode que se coman por las gilipolleces de los demás?.
Por favor.
A Jaume Blagueró le tenía algo de cariño, creo que se lo he perdido.
A Paco Plaza directamente le auguro un buen futuro y una pila de mierda detrás.
¿Tan malos eran los demás que la Manuela Velasco ganó un goya a la mejor actriz? (¿¿repelente??)
Y poco más. Los guiris la compraron pa hacer un remake. Yo ya he perdido la fe en cuanto a pelis de terror se refiere. Pa la próxima alquilo “DONKEY XOTE”.
Fijo que da más miedo.
Anuncios

RARO

Ayer pasóme algo muy raro en el curro. Subí al ascensor de un edificio que visito mucho porque en él vive un cliente asiduo, la subida fue bien.
– Hola, ¿qué tal?
– Tirando y hasta el culo de repartir
– Normal con esti día, ¿Llueve?
– Sí llueve bastante, pero bueno como ya lleva dos semanes y picu lloviendo sin parar…acostúmbreste.
– Caro, ¿cuánto ye?
– Siete con veinte
– Deja la vuelta
– Ta luego y gracies
– De ná, ta luego
Subo al mismu ascensor y doy al botón del bajo. Cuando se abre la puerta ta to muy negro, pero negro de cojones, eso ye raro son les tres de la tarde por oscuru que te el día ¿cómo pué tar tan negru el portal?. Quedo unos segundos indecisa, dentro del ascensor. Doy dos pasos fuera y veo un cachu de escayola o pladur tirau frente a mi y unos cartones, levanto la mano pa tocar una paré, una llave de la luz, algo…no hay ná. En la paré que rodea al ascensor tien que haber una luz, no hay ná, o tengo demasiao mieu como pa buscar lo suficiente. Entro al ascensor porque eso no ye el portal, miro el tableru de los números. Cojones, seguro que me equivoqué y dí al botón de les carboneres o la ostia. Pues no. Debajo del botón del bajo no hay ná. Ni siquiera el cuadrao esi pa meter la llave. El edificio tien cinco pisos y el bajo, que ye el putu portal. Toy poniéndome nerviosa. Apreto el botón del bajo, no pasa ná. Apreto otra vez, ná. Ahora toy dandoi osties al putu botón, no pasaron más de tres segundos pero ya toy mala. Soy claustrofóbica y toy dentro de un ascensor cuyes puertes tan abiertes pero frente a la ¿nada?. Como últimu recurso antes de dar al botón de la campana, y quedar como una gilipollas integral con miedo a la oscuridá, apreto el botón del primero. Cierrénse les puertes, el acensor muévese y abrése la puerta en… el primer pisu. Ahora podía volver apretar el botón del bajo, pero no. Si se abren les puertes en el mismu sitiu que antes, dame mal. Bajo por la escalera. El portal tá onde siempre y como siempre. Busco la puerta que da al bajo. No la hay. Hay tres puertes interiores en el portal. Una ye el armariu de los contadores, otra ye un cuartucu con coses pa limpiar (cubu, fregona, lejía…) y el últimu una sala con cuatro o cinco bicicletes por ahí esparcíes. Na más. Salgo del portal y fíjome en les fachaes, no hay más puertes, ni portón de cochera, ni ná.
Son viviendes de protección oficial, delante del portal hay un parcucu con cuatro columpios y unes guajes de catorce o quince años tan ahí charrando. Arrímome a elles.
– Oye… ¿Vivís aquí?
– Sí
– ¿Ónde ta la puerta de les carboneres?
– ¿Qué carboneres?
– El sótano
– No hay sótano
– ¿No hay sótano?. ¿Y sala de caldera o algo de eso?
– No
– Debajo del portal ¿No hay ná?
– Que yo sepa no
– Vale… gracies
Monté en la furgoneta y lárgueme de allí cagando leches. Según mi humilde cerebro hay tres posibilidades.
1ª El delirium tremens, del sábado pal domingo dormí dos hores y taba borracha como una perra, puede que a las tres siguiera con alcohol en la sangre y delirara.
2ª Que fuera el hueco que hay debajo del ascensor (esta me parez la más plausible). El hueco esi que tien pa paraes de emergencia y demás parafernalia.
3ª Que diera un pasu en un universo paralelu o la puta su madre.
Lo que tengo claro ye que a esi ascensor no subo más y eso que el cliente vive en un cuarto. Hoy volví a llevai comida y subí andando. Llegué to afogá a la puerta.
– ¿Cómo llegues tan afogá?
– Porque subí andando
– ¿Tá estropeáu el ascensor?
– No
– ¿Entos?
– Nunca se sabe en que sitiu se van a abrir les puertes
El tío quedó mirándome con una cara de flipau tremenda. Yo garré les perres y lárgueme pitando. Tovía curro hasta el domingo, espero que pida poques veces. No me gusta esi edificio.

“Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”

Sólo hay un Indy, y ese es Harrison Ford. El Shia este está bien como hijo pero no como reemplazo o sustituto. No me gusta que le hagan una cicatriz en la cara, que sea irónico y un pelín impertinente o que llegue a intentar ponerse el sombrero. Menos mal que Indy se lo quita en el último momento.
Tengo varias interpretaciones y opiniones sobre el significado de numerosas escenas entre los dos. Pero dejaré que alguien se lance antes.
Igual que sobre el argumento, la relación Indy/Marion, los rusos y el FBI, los ¿marcianos? y demás.
Una cosa es cierta, no me gustó la escena inicial. Aparece el homenaje a la montañita de marras pero la carrera de coches y el título del film me dejaron un poco fría.
Algo que sí me gustó fue que nos enseñaran el sombrero de Jones antes que a él mismo, y que se le presentara de espalda, y envuelto en sombras.
Harrison se mantiene de puta madre, yo me creo que pueda hacer todo lo que hace, Marion es otra cosa, parece más vieja que él. La Blanchet está muy desaprovechada y a John Hurt podrían haberle sacado más juego. Por lo demás… Indiana Jones es Indiana Jones y con sólo oír el titiritiiiii, titiriiiii, titiritiiiii, titiriiiiiiii, titiriti, tiriti, tiriti…. ya me gusta lo que sea.
Aunque es muy, pero que muy inferior a las otras tres.
P.D: Dani, por fa, abre el fuego…