Cansada

Ya dije que estoy cansada, y nada más decir esas palabras me sentí aliviada, como si me hubiesen quitado un enorme peso de encima que me impedía respirar con normalidad. Cuando lo admití, que necesitaba desconectar un tiempo de todo, acepté el deber de respetar mi propia decisión, tan díficil que no sabía cuando tomarla y me limité a convertir  el diagnóstico en remedio: ESTOY CANSADA y con esas dos palabras hice una cruz que señalaría la tumba de aquello que me llevó a esta situación. Me salieron del alma y es un alma envenenada por rencores que no puedo superar, ni siquiera disimular.
Lo intenté, ¡vaya si lo intenté!. Durante mucho tiempo me enfrenté sin vacilar a todos los fantasmas que entraron en mi vida. Peleé, pero fue un error. Ya no es el momento de hacerme reproches, ni siquiera de vengarme. Es hora de apartarse del pasado y de convertir esa huída en un ataque, sin convertir en una carnicería los malos recuerdos. Yo no quiero ni asumir ni repartir culpas. Estoy cansada y con eso empiezo a edificar una nueva vida. Aún hay mucho camino por andar.
Anuncios

Una respuesta a “Cansada

  1. Las cosas claras y el chocolate espeso, y como en agosto sube el costo..yo que quieres que te diga—(fía ye ke yo no sé escribir poesía,y muchas veces digo esta frase(obra tuya) y piensen ke toy flipá,pero contesto ke no,ke eso es algo ke decía una buena amiga hace tiempo).Pos ahi keda eso ke me apetecía escribite algo.Te quiero,cuídatemele.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s